15 Luego el Señor
sacudirá a Israel como la corriente agita los juncos. Él desarraigará a los israelitas de esta buena tierra que les dio a sus antepasados y los esparcirá más allá del río Éufrates,
porque ellos han enfurecido al Señor
con los postes que levantaron para rendir culto a la diosa Asera.