24 Después Omri compró, por sesenta y ocho kilos de plata,
la colina que ahora es conocida como Samaria a su dueño Semer. Construyó una ciudad sobre la colina y la llamó Samaria, en honor a Semer.