3 Cada año Elcana viajaba a la ciudad de Silo para adorar al Señor
de los Ejércitos Celestiales y ofrecerle sacrificios en el tabernáculo. Los sacerdotes del Señor
en ese tiempo eran los dos hijos de Elí: Ofni y Finees.