24 Ahora que el Señor
valore mi vida, así como hoy yo he valorado la suya. Que él me rescate de todas mis dificultades.