24 Cuando oigas un sonido como de pies que marchan en las copas de los álamos, ¡mantente alerta! Esa será la señal de que el Señor
va delante de ti para herir de muerte al ejército filisteo».