19 Pues a Dios, en toda su plenitud,
le agradó vivir en Cristo,