6 ¡Cualquiera que se rehúse a obedecer, será arrojado inmediatamente a un horno ardiente!».