14 El otro le contestó:
—Pasarán dos mil trescientas noches y mañanas; después el templo será restaurado.