8 Átalos a tus manos y llévalos sobre la frente como un recordatorio.