16 ¡Qué tristeza sufrirá el pueblo gobernado por un sirviente,
cuyos líderes hacen fiesta desde la mañana!