20 Tendrán que lavarse con agua cada vez que entren al tabernáculo para presentarse delante del Señor
y también cuando se acerquen al altar para quemar sus ofrendas especiales para el Señor
; de lo contrario, ¡morirán!