5 Después, el Señor
descendió en una nube y se quedó allí con Moisés; y proclamó su propio nombre, «Yahveh»
.