30 De ese modo, sabrán que yo, el Señor
su Dios, estoy con ellos y sabrán que ellos —los israelitas— son mi pueblo, dice el Señor
Soberano.