5 porque sigo oyendo de tu fe en el Señor Jesús y de tu amor por todo el pueblo de Dios.