5 Pero el Señor
descendió para ver la ciudad y la torre que estaban construyendo,