22 Cuando Dios terminó de hablar, dejó a Abraham.