5 Además, cambiaré tu nombre. Ya no será Abram, sino que te llamarás Abraham,
porque serás el padre de muchas naciones.