21 De la misma manera roció con la sangre el tabernáculo y todo lo que se usaba para adorar a Dios.