27 Y así como cada persona está destinada a morir una sola vez y después vendrá el juicio,