11 En cambio, los malvados están condenados,
porque recibirán exactamente lo que se merecen.