14 Al igual que el ganado que desciende a un valle pacífico,
el Espíritu del Señor
les daba descanso.
Tú guiaste a tu pueblo, Señor
,
y te ganaste una magnífica reputación».