6 »Miren, tengo escrito mi decreto
delante de mí:
no me quedaré callado;
les daré el pago que se merecen.
Sí, les daré su merecido,