14 Los estrellaré el uno contra el otro, aun los padres contra los hijos, dice el Señor
. No permitiré que mi lástima ni mi misericordia ni mi compasión me impidan destruirlos’”».