40 Esto dice el Señor
:
«¡Miren! El enemigo cae en picada como un águila,
desplegando sus alas sobre Moab.