37 Yo mismo iré con los enemigos de Elam para destrozarla.
En mi ira feroz traeré gran desastre
sobre el pueblo de Elam —dice el Señor
—.
Sus enemigos lo perseguirán con espada
hasta que yo lo destruya por completo.