18 Los ídolos son inútiles; ¡son mentiras ridículas!
En el día del juicio todos serán destruidos.