18 ¡Rápido! ¡Comiencen a llorar!
Que las lágrimas fluyan de sus ojos.