5 Si tan solo Dios hablara;
¡si tan solo te dijera lo que piensa!