18 Los malvados construyen casas tan frágiles como una tela de araña,
tan débiles como un refugio hecho de ramas.