7 Son tesoros que ningún ave de rapiña puede ver
ni el ojo de halcón alcanza a distinguir.