15 Yo era los ojos de los ciegos,
y los pies de los cojos.