2 ¡De qué me sirven
esos pobres desgraciados!