6 Que Dios me pese en la balanza de justicia,
porque sabe que soy íntegro.