8 entonces, que otro coma las cosechas que he sembrado.
Que todo lo que planté, sea desarraigado.