1 Rahab protege a los espías
Luego Josué envió en secreto a dos espías desde el campamento israelita que estaba en la arboleda de Acacias
y les dio la siguiente instrucción: «Exploren bien la tierra que está al otro lado del río Jordán, especialmente alrededor de la ciudad de Jericó». Entonces los dos hombres salieron y llegaron a la casa de una prostituta llamada Rahab y pasaron allí la noche.