8 Después de que Josué le habló al pueblo, los siete sacerdotes con los cuernos de carnero comenzaron a marchar en la presencia del Señor
sonando los cuernos mientras marchaban, y el arca del pacto del Señor
los seguía.