53 Así que, a partir de ese momento, los líderes judíos comenzaron a conspirar para matar a Jesús.