30 Entonces Jesús les dijo: