11 Pero él respondió:
—El hombre que me sanó me dijo: “Toma tu camilla y anda”.