3 Una multitud de enfermos —ciegos, cojos, paralíticos— estaban tendidos en los pórticos.