38 Puede ser que llegue en la mitad de la noche o durante la madrugada,
pero cualquiera sea la hora a la que llegue, recompensará a los siervos que estén preparados.