12 Luego Jesús se dirigió al anfitrión:
—le dijo—,