37 Pero todos quedaron asustados y temerosos; ¡pensaban que veían un fantasma!