47 María Magdalena y María, la madre de José, vieron dónde ponían el cuerpo de Jesús.