8 La multitud acudió a Pilato y le pidió que soltara a un preso como era la costumbre.