23 El que tenga oídos para oír debería escuchar y entender».