31 porque deseaba pasar más tiempo con sus discípulos y enseñarles. Les dijo: