33 —Señor —dijeron—, ¡queremos ver!