8 Por eso todavía se llama el Campo de Sangre.