29 sin embargo, ni Salomón con toda su gloria se vistió tan hermoso como ellos.